Advertisement

Cómo Reducir los Niveles de A1C Naturalmente

Text Size:
Cómo Reducir los Niveles de A1C Naturalmente

Llámelo como quiera: hemoglobina A1C, hemoglobina glucosilada, HbA1c o simplemente “A1C”, estos números, conocidos como niveles de A1C, juegan un papel muy importante en la forma que se puede controlar su diabetes. El A1C también se usa para diagnosticar diabetes, así como prediabetes. Su A1C es un análisis de sangre que proporciona información sobre sus niveles promedio de azúcar en la sangre durante los últimos tres meses. Su proveedor y el equipo de atención de la diabetes usan este número para evaluar cómo van las cosas y si y cómo modificar su plan de tratamiento de la diabetes. Para la mayoría de las personas con diabetes, la American Diabetes Association (ADA por sus siglas en inglés) recomienda un A1C inferior a 7 por ciento. La Asociación Estadounidense de Endocrinólogos Clínicos (AACE por sus siglas en inglés) recomienda una meta más estricta de 6.5 por ciento o menos. Su objetivo puede ser completamente diferente, y eso está bien (¡solo asegúrese de saber cuál es!).

Advertisement

¿Por qué reducir su A1C?

El rango meta de su nivel de A1C no se escogen de la nada. Las metas aconsejadas por la ADA, AACE o su proveedor médico se basan en la investigación clínica, así como en otros factores, como su edad, su estado general de salud y su riesgo de hipoglucemia. Ensayos clínicos emblemáticos como el Ensayo sobre el control y complicaciones de la diabetes (DCCT por sus siglas en inglés) y Estudio Epidemiológico de Intervenciones y Complicaciones de la Diabetes (EDIC por sus siglas en ingles), han relacionado la disminución de A1C con la disminución de las complicaciones relacionadas con la diabetes. Entonces, por cada punto que baje su A1C, reducirá su riesgo de complicaciones de la siguiente manera:

• Enfermedad ocular en un 76%

• Daño nervioso en un 60%

• Ataque cardíaco o accidente cerebrovascular en un 57%

• Enfermedad renal en un 50%.

Es importante darse cuenta de que sus niveles de A1C reflejan un promedio de sus niveles de azúcar en sangre. Sus niveles de A1C pueden ser del 6,7%, pero eso puede deberse a que tiene muchos niveles bajos de azúcar en sangre. Por esta razón, sus niveles de A1C deben verse en conjunto y no de forma aislada. Sus lecturas de azúcar en sangre, la frecuencia de altibajos y la calidad de vida deben considerarse como parte de su tratamiento general de control de la diabetes.

¿Cuánto tiempo demora en reducir sus niveles de A1C?

¿Es posible bajar los niveles de A1C de la noche al día? La respuesta corta es no. A diferencia de su nivel de azúcar en sangre, que puede subir o bajar en cuestión de minutos, su A1C tardará tiempo en cambiar. Recuerde lo que mide su A1C: su nivel promedio de azúcar en la sangre en los últimos tres meses. La buena noticia es que, si su nivel de A1C está en un nivel elevado, digamos 10% o más alto probablemente comenzará a reducir dentro de dos o tres meses (en otras palabras, cuanto más alto sea, más rápido se reducirá). Por el contrario, si su nivel de A1C es de 7.5% puede demorar más tiempo para disminuir los niveles de A1C.

Siete formas de reducir tus niveles de A1C

Hay varias formas de reducir sus niveles de A1C. Tomar medicamentos es una forma (y la realidad es que muchas personas con diabetes necesitan tomar medicamentos), pero los factores de estilo de vida también son efectivos. Este es un resumen de lo que puede ayudarle:

Alimentación saludable

Qué y cuánto come influye en su control de azúcar en la sangre y, a su vez, afecta su nivel de A1C. Hay tanta controversia sobre la mejor “dieta” para la diabetes y no faltan argumentos sobre este tema. Sin embargo, tenga en cuenta que no hay una “dieta” que funcione para todos. Y a pesar de la creencia popular, la Asociación Americana de Diabetes no prescribe ningún tipo de plan alimentario. En realidad, afirman que muchos tipos diferentes de planes alimentarios, incluidos los bajos en carbohidratos, vegetarianos, DASH por sus siglas en inglés y mediterráneos pueden ser beneficiosos. Una de las mejores formas de descifrar cual es la dieta apropiada es consultar con un dietista registrado (nutriólogo), preferiblemente uno que tenga experiencia con personas que tienen diabetes. Su médico puede remitirlo a un dietista registrado (nutriólogo). Mientras tanto, considere las siguientes recomendaciones para reducir los niveles de A1C:

1. Elabora un plan

Tener el hábito de comer tres comidas al día y posiblemente algunos refrigerios es una excelente manera de comenzar a controlar los niveles de A1C. Además, tratar de comer aproximadamente a la misma hora todos los días hará que sea más fácil estabilizar sus niveles de azúcar en la sangre. Trate de no saltear comidas o retrasar sus comidas tanto como sea posible.

2. Sea selectivo al escoger carbohidratos

Los opositores a los carbohidratos proclaman que los alimentos con carbohidratos son malos y deben evitarse tanto como sea posible. Pero la realidad las investigaciones demuestran lo contrario. Es difícil para la mayoría de las personas eliminar los carbohidratos y no es lo más apropriado desde el punto de vista nutritivo, ya que los alimentos con carbohidratos pueden proporcionar nutrientes importantes que no obtendrás al comer solo proteínas y grasas. Sin embargo, debe considerar los tipos de carbohidratos que come. Los carbohidratos refinados, como el pan blanco (de trigo refinado), arroz blanco, papas fritas, refrescos, galletas y otros dulces, han sido despojados de su fibra y la mayoría de sus vitaminas y minerales; contienen calorías “vacías”; y puede causar “picos” en el azúcar en la sangre. Comer carbohidratos refinados y procesados se ha relacionado con un mayor riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas, inflamación y obesidad. Los carbohidratos en los que enfocarse no están refinados, lo que significa que retienen su fibra, vitaminas, minerales y otros compuestos vegetales que promueven la salud. Estos carbohidratos incluyen granos enteros, frutas y verduras enteras y leguminosas (frijoles y guisantes).

3.Ser consistente en el consumo de carbohidratos

Junto con el consumo de alimentos saludables en carbohidratos viene el concepto de control de carbohidratos para controlar los niveles de A1C. Comer demasiado carbohidratos de cualquier fuente de alimentos puede significar niveles más altos de azúcar en la sangre y un mayor nivel de A1C. Trata de comer la misma cantidad de carbohidratos en tus comidas y meriendas cada día. Muchas personas cuentan gramos de carbohidratos y buscan un rango en sus comidas, por ejemplo, 30-45 gramos en cada comida. Hacerlo le ayuda a mantener estable el azúcar en la sangre, ya sea que tome medicamentos para la diabetes o no. Debido a que las personas necesitan diferentes cantidades de carbohidratos, es mejor consultar con un dietista registrado (nutriólogo) cuáles deberían ser sus metas de carbohidratos.

4. Atentos a las porciones

Comer demasiado carbohidratos es una cosa, comer demasiada proteína o grasa es otra. Vigile sus porciones de todos los alimentos que come, especialmente si está tratando de perder peso (perder peso, si es necesario, puede ayudar a reducir el azúcar en la sangre y la A1C). Usar el método del plato o los menús de muestra son algunas maneras de ayudarlo a encaminarse con un plan de alimentación.

Mantenerse activo

Todos estamos bombardeados con mensajes para hacer ejercicio o estar físicamente activos, y después de un tiempo, es fácil desconectarlos. Pero si su objetivo es reducir su A1C, es hora de prestar atención. Sí, el conteo de carbohidratos y la pérdida de peso ayudan, pero no pase por alto el poder de la actividad física también. El ejercicio proporciona numerosos beneficios para la salud, incluido un menor riesgo de enfermedad cardíaca, pérdida de peso, mayor energía y un menor riesgo de depresión y estrés. Agregue niveles bajos de azúcar en la sangre a la lista.

5. Elabora un plan

Si no ha estado activo durante un tiempo, es posible que se pregunte cómo comenzar. El primer paso es pensar en lo que te gustaría hacer. Una de las mejores formas de moverse es comenzar a caminar. Todo lo que necesitas es un buen par de zapatos. Sin embargo, andar en bicicleta, nadar, usar un video de ejercicios o tomar una clase de Zumba, por ejemplo, son excelentes maneras de mantenerse activo.

6. Comprométete a 150 minutos cada semana

Una razón por la cual las personas no hacen ejercicio es porque creen que necesitan pasar horas en el gimnasio jadeando. No es verdad. La meta es realizar al menos 150 minutos de actividad física cada semana o 30 minutos, cinco días a la semana. Y la buena noticia es que puede dividir esos 30 minutos en segmentos de 10 minutos, tres veces al día. Si no ha estado haciendo ejercicio, comience lentamente y aumente 5 minutos a la vez. Por cierto, no olvide consultar con su médico antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicios.

7. Combina cardio y resistencia

Los ejercicios que fortalecen el corazón y los pulmones y que usan grandes grupos musculares a menudo se denominan ejercicios aeróbicos o cardiovasculares. Estos incluyen caminar, nadar y andar en bicicleta. Idealmente su rutina de ejercicios también debe incluir ejercicios de resistencia o fortalecimiento, como el uso de pesas de mano, bandas de resistencia, calistenia o máquinas de pesas. Ambos tipos de ejercicio funcionan de diferentes maneras para promover la salud, pero ambos reducen el azúcar en la sangre y el A1C.

The latest delivered straight to your inbox

Learn More

Newsletter

Subscribe to Stay Informed

Sign up for Free

Get the latest diabetes news and a free gift!

Learn More

Save Your Favorites

Save This Article