Advertisement

Qué Debe Saber Acerca de la Metformina

Text Size:
Qué Debe Saber Acerca de la Metformina
Advertisement

La metformina se considera un medicamento de “primera línea” para las personas que tienen diabetes tipo 2. Si bien existe un número creciente de clases de medicamentos para ayudar a tratar la diabetes tipo 2, la mayoría de las pautas clínicas sugieren que la metformina se recete primero. ¿Por qué? La metformina es segura, eficaz y económica. Además, la metformina puede proporcionar otros beneficios para la salud además de ayudar a reducir el azúcar en sangre. Pero la metformina permanece un tanto envuelta en misterio y controversia. No todo el mundo entiende cómo funciona y muchas personas afirman que es peligroso y debe evitarse como una plaga (podemos agradecer a Internet por perpetuar algunos de estos “hechos” infundados). Si bien la metformina no es para todos, hay muchas cosas sobre este medicamento que es útil e importante saber. 

La metformina existe desde hace mucho tiempo. 

 La metformina contiene una sustancia llamada guanidina, que puede reducir los niveles de azúcar en sangre. La guanidina se encuentra en una hierba llamada ruda cabruna (también conocida como lila francesa) y esta hierba se ha utilizado para tratar la diabetes desde principios del siglo XX. La Administración de Drogas y Alimentos conocida como FDA, por sus siglas en inglés, aprobó la metformina en 1995, aunque se ha utilizado en el Reino Unido desde 1958. 

 La metformina se puede usar para tratar la prediabetes.

 Aproximadamente 84 millones de personas en los EE. UU. tienen prediabetes y la mayoría de personas no saben que la tienen. Sin intervención médica, alrededor del 70% de esas personas desarrollarán diabetes tipo 2. El Programa de Prevención de la Diabetes DPP por sus siglas en inglés, un ensayo clínico histórico, mostró que los cambios en el estilo de vida tales como la pérdida de peso, alimentación saludable, actividad física pueden reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en casi un 60%. También demostró que tomar metformina puede reducir el riesgo en un 31%. Los datos del estudio DPP en curso indican que los cambios en el estilo de vida o la metformina podrían reducir o retrasar la aparición de la diabetes tipo 2 hasta en 15 años  

Hay diferentes formas de tomar metformina. 

La metformina viene empacada en tabletas que generalmente se toman una o dos veces al día. Hay una tableta de liberación prolongada que se toma una vez al día con la cena. Si no puede tragar pastillas, puede usar una forma líquida de metformina, llamada Riomet, que se toma de una a tres veces al día con las comidas. La metformina está disponible como medicamento genérico, y las versiones de marca incluyen Glucophage, Glucophage XR, Glumetza, Fortamet y Riomet. Además, la metformina está disponible en combinación con otros tipos de medicamentos para la diabetes. 

La metformina está relacionada con la deficiencia de vitamina B12. 

La vitamina B12 es necesaria para que el cerebro y el sistema nervioso funcionen correctamente. También es necesaria para la formación de glóbulos rojos, la producción de ADN (ácido desoxirribonucleico es el nombre químico de la molécula que contiene la información genética en los seres humanos) y el metabolismo. Las investigaciones muestran que tomar metformina durante un período prolongado aumenta el riesgo de desarrollar una deficiencia de B12. ¿Por qué? La metformina parece limitar la absorción de B12 en el estómago y desde el torrente sanguíneo hacia las células. Una deficiencia de B12 puede provocar anemia megaloblástica, neuropatía, pérdida de memoria y fatiga. Si toma metformina, consulte con su médico para que le monitoricen el nivel de B12. Si su nivel es bajo o si tiene deficiencia, es posible que deba tomar un suplemento de B12 o recibir inyecciones de B12. 

La metformina se usa para tratar el síndrome de ovario poliquístico. 

El SOP (síndrome de ovario poliquístico) es un trastorno hormonal que afecta a las mujeres en edad fértil. Los síntomas incluyen períodos menstruales irregulares, exceso de andrógenos (una hormona masculina) y numerosos quistes en los ovarios. Es posible que los ovarios no liberen óvulos, por lo que a menudo resulta difícil quedar embarazada. El SOP también está asociado con la obesidad, el hirsutismo (crecimiento excesivo del vello corporal) y la resistencia a la insulina. Se pueden recetar hormonas para ayudar a regular el ciclo menstrual y estimular la ovulación. Los cambios en el estilo de vida, como perder peso y hacer actividad física, pueden ayudar. Además, se puede recetar metformina para mejorar la resistencia a la insulina, lo que no solo disminuye el riesgo de diabetes tipo 2, sino que también ayuda a equilibrar los niveles hormonales, lo que ayuda a regular la menstruación y la ovulación. 

Es posible que deba dejar de tomar metformina antes de someterse a una prueba que usa un medio de contraste. 

Si toma metformina y le van a realizar una tomografía computarizada, una resonancia magnética o un angiograma que implique el uso de un medio de contraste intravenoso hable con su médico acerca de suspender la metformina antes del procedimiento. El medio de contraste puede causar cambios menores a corto plazo en la función renal. Según el Colegio Americano de Radiología, es posible que no necesite dejar de tomar metformina si tiene una función renal normal. Sin embargo, si tiene problemas renales agudos o crónicos, es probable que deba dejar de tomar metformina antes del procedimiento y 48 horas después. Asegúrese de informar a todos sus médicos qué medicamentos toma y asegúrese de preguntar sobre la posibilidad de tomar metformina si se someterá a algún procedimiento que implique el uso de un medio de contraste. 

La metformina puede ayudar a perder peso. 

La metformina no es un medicamento para bajar de peso. Pero los estudios muestran que algunas personas que toman este medicamento pierden peso, siempre que coman de manera saludable y estén activas. Cómo ¿La metformina actúa para causar pérdida de peso? Los investigadores no lo tienen del todo claro, pero la pérdida de peso puede resultar de una reducción del apetito. La metformina también puede afectar la forma en que el cuerpo almacena grasa. La metformina reduce la resistencia a la insulina, lo que puede facilitar la pérdida de peso. Como nota al margen, la metformina a veces se prescribe a personas que toman medicamentos antipsicóticos para prevenir o reducir el aumento de peso. Tenga en cuenta que la metformina no es una píldora dietética mágica y, si la toma, es posible que no note ningún efecto en su peso. 

La metformina se ha mostrado prometedora para mejorar la supervivencia en pacientes con cáncer de mama y en aquellas con hiperplasia endometrial, una condición que puede conducir al cáncer si no se trata. Según el Instituto Nacional del Cáncer, se están realizando numerosos ensayos para averiguar si la metformina puede prevenir varios cánceres diferentes, incluidos los cánceres de mama, próstata, colorrectal y endometrial. ¡Manténganse al tanto! 

La metformina ayuda a reducir las muertes por enfermedades cardíacas en personas con diabetes tipo 2. 

Una de las principales complicaciones de la diabetes es la enfermedad cardíaca. La investigación sobre más de un millón de personas con diabetes muestra que la metformina puede reducir el riesgo de morir por enfermedad cardíaca entre un 30% y un 40%, en comparación con los medicamentos de sulfonilurea (otra clase de píldoras para la diabetes). Los resultados de un estudio más reciente, llamado REMOVAL, mostraron que la metformina redujo el colesterol LDL, la acumulación de placa y el peso en más de 400 personas con diabetes tipo 1, lo que indica que este medicamento puede ser útil para prevenir enfermedades cardíacas en personas con diabetes tipo 1. 

La metformina a veces huele a pescado muerto. 

El olor a pescado muerto es uno de los peores que existen. Es comprensible que, si su medicamento huele así, será difícil de tragar. Y muchas personas encuentran que la metformina con olor a pescado aumenta las posibilidades de náuseas. ¿A qué se debe el olor a pescado? Aparentemente, la metformina genérica tiene una mayor probabilidad de oler mal. Si nota un mal olor cuando abre la botella o empaque de metformina, puede probar un par de cosas: tápese la nariz cuando la tome o hable con su médico para cambiar a otro tipo de metformina, incluida una versión de liberación prolongada. 

In English: What to Know About Metformin

¿Quieres más información en español? Lea los siguientes artículos:

¿Qué es Un Nivel Normal de Azúcar en Sangre?
Síntomas de un Nivel Alto de Azúcar en Sangre: Causas, Síntomas y Tratamiento
Tabla del Nivel de Azúcar en la Sangre: ¿Cuál es el Rango Normal Para el Nivel de Azúcar en la Sangre?
Cómo Reducir los Niveles de A1C Naturalmente
Definición de Prediabetes: ¿Qué es la Prediabetes?
Cansado y Hambriento Después de Comer: Preguntas y Respuestas Sobre la Diabetes
¿Qué es la Hipoglucemia? Síntomas y Tratamientos
¿Qué Está Gratando de Decirle Su Orina?
Evite los Picos de Azúcar II: Cómo Controlar los Niveles Altos de Glucosa en Sangre Después de las Comidas

Amy Campbell, MS, RD, LDN, CDCES

Amy Campbell, MS, RD, LDN, CDCES

Amy Campbell, MS, RD, LDN, CDCES on social media

A Registered Dietitian and Certified Diabetes Educator at Good Measures, LLC, where she is a CDE manager for a virtual diabetes program. Campbell is the author of Staying Healthy with Diabetes: Nutrition & Meal Planning, a co-author of 16 Myths of a Diabetic Diet, and has written for  publications including Diabetes Self-Management, Diabetes Spectrum, Clinical Diabetes, the Diabetes Research & Wellness Foundation’s newsletter, DiabeticConnect.com, and CDiabetes.com

Lorena Drago, MS, RDN, CDN, CDE

Lorena Drago, MS, RDN, CDN, CDE on social media

 

The latest delivered straight to your inbox

Learn More

Newsletter

Subscribe to Stay Informed

Sign up for Free

Get the latest diabetes news and a free gift!

Learn More

Save Your Favorites

Save This Article